¿Qué es la construcción sismorresistente?

Hoy te contamos qué es la construcción sismoresistente, así como sus características, origen y todo lo que necesitas saber sobre esta forma de hacer edificios.

¿Qué es la construcción sismorresistente?, ¿Sabías que existen grandes construcciones como puentes y rascacielos que pueden sobrevivir un gran terremoto?

Pues hoy os vamos a hablar de ello en este artículo titulado, qué es la construcción sismoresistente y cómo es esta forma de hacer edificios que ya lleva tiempo utilizándose. De hecho, en Granada se llevan aplicando estas técnicas desde hace décadas.

Como sabrás el término sismorresistente, significa: construido para resistir terremotos. Esta es la definición oficial de la RAE.

¿Qué es la construcción sismorresistente y cómo funciona?

La construcción sismorresistente no es otra cosa que hacer edificios y viviendas capaces de sobrevivir un terremoto.

Si bien es cierto que no es lo mismo un seísmo grande que pequeño este tipo de construcción ayuda a evitar los daños que provocan los terremotos. Para ello, estas construcciones se diseñan en función del tipo de terremotos que ocurren en la zona.

Por este motivo, estas edificaciones están pensadas para soportar el mayor terremoto de cierta probabilidad que pueda ocurrir en su ubicación.

Medida estándar de la intensidad de los terremotos

¿Cómo se define el mayor terremoto que pueda suceder en una zona determinada? Lo primero de todo es medir el tamaño de terremotos que sucede en una región en un espacio de tiempo suficiente para hacer una media del terremoto medio y el máximo que pueda suceder.

Para determinar estas cifras se usan los medidores de terremotos basados en la escala de Richter.

Esta escala fue desarrollada por Charles F. Richter, un sismólogo y físico estadounidense que nació en 1900. Este científico presentó su escala en un famoso artículo en 1935.
A partir de ese momento se convirtió en la medida estándar de la intensidad de los terremotos y se comenzó a usar el término usado en el mismo, “escala de magnitud”.

Esta tabla establece los terremotos en 10 niveles, donde 10 es el peor terremoto posible.

Esta escala funciona de la siguiente forma:

  • Del 1 al 1,9 son microterremotos capaces de ser registrados por los sismógrafos.
  • Del 2 al 3,9 son terremotos menores y raras veces se registran daños. La sacudida de objetos es perceptible, pero pequeña.
  • Del 4 al 4,9 son terremotos ligeros y son notados por la gente en la zona. Para hacernos una idea estos niveles son similares a los registrados en Granada y alrededores hace unos días. En general, los daños producidos por estos seísmos son mínimos o nulos aunque se pueden notar el derribo de objetos o el movimiento de muebles y estructuras ligeras.
  • Del nivel 5 al 5,9 ya es un terremoto moderado que puede causar daños de diversa gravedad en los edificios mal construidos. Daños nulos o leves en todos los demás edificios. Se pueden producir en torno a 1.000 y 1.500 cada año.
  • Del nivel 6 al 6,9 ya son terremotos fuertes y los daños se agravan, incluso aunque sean estructuras bien construidas en zonas pobladas. En el caso de las estructuras sismorresistentes sobreviven con daños leves a moderados. En cambio, las estructuras mal diseñadas sufren daños de moderados a graves. El número de estos terremotos que se produce a nivel mundial suele ser entre 100 y 150 cada año.
  • Del 7 al 7,9 son palabras mayores y el terremoto es mayor. Estos seísmos provocan daños en la mayoría de los edificios, incluso aquellos protegidos frente a este fenómeno. Eso sí, resisten mejor, pero pueden llegar a tener derrumbes parciales. Estos terremotos son tan potentes que se sienten a grandes distancias y los daños mayores pueden alcanzar hasta los 250 km del epicentro. El número de estos terremotos es menor y se producen de 10 a 20 cada año.
  • Del nivel 8 al 8,9 ya es un terremoto grande. Se siente en zonas muy extensas y es muy posible que afecte de forma moderada a edificios robustos o sismorresistentes. A mayor potencia el número anual disminuye, por eso solo suele haber uno así cada año.
  • Nivel 9 o máximo. Es un terremoto que provoca la destrucción total o casi total de una zona. Causa daños severos y el derrumbamiento de todo tipo de edificios, incluso los más resistentes y robustos. Afortunadamente, este tipo de seísmos se produce uno cada muchos años.

¿Cómo funcionan los edificios sismorresistentes?

Las estructuras sismorresistentes o asísmicas están diseñadas para proteger los edificios en caso de suceder un terremoto. Eso sí, la protección no es total y lo hace en función del nivel del terremoto medio de una zona.

Hay que entender que ninguna estructura puede ser totalmente inmune a los daños causados por los terremotos.

De ahí que la meta de este tipo de construcción sismorresistente es diseñar y preparar estructuras y viviendas que aguanten lo mejor posible durante un seísmo.

Para ello, se mejora su comportamiento gracias a una combinación de materiales, técnicas y pruebas para asegurar la capacidad sismorresistente.

Las principales metas de la ingeniería sísmica que se aplican en la construcción sismorresistente son los siguientes:

  • Diseñar, construir y mantener las estructuras para que se comporten ante la exposición a los terremotos de acuerdo con las expectativas y cumpliendo los códigos de este tipo construcción.
  • Prever y minimizar el impacto de las posibles consecuencias y efectos de los terremotos fuertes, tanto en áreas habitadas como en obras e infraestructuras civiles.

Según los códigos de construcción, las estructuras antisísmicas deben cubrir estos dos puntos.

Esto significa que la pérdida de vidas debe minimizarse evitando el derrumbamiento de las estructuras en caso de terremotos poco frecuentes, mientras que la pérdida de funcionalidad debe limitarse en los más frecuentes (Nivel 3 a 5 en la escala de Ritcher).

Post Relacionados

Deja tu comentario

Compare Listings

Título Precio Estado Tipo Superficie Uso Habitaciones Baños